La Argentina de Lionel Messi se quedó otra vez sin poder ganar la Copa América, al perder ante Brasil 2-0 en semifinales, pero jugó su mejor partido tras una pálida imagen en primera ronda, según la prensa y aficionados en Buenos Aires.

«Dejamos todo», tituló el martes el portal deportivo Olé, al señalar el espíritu de rebeldía, con algunas ráfagas de buen fútbol de ataque.

La última vez que la Albiceleste ganó el torneo fue en la edición de Ecuador-1993.

«Se jugó bien, pero hay que ‘bancarse’ (soportar) el resultado. No ha sido positivo», dijo a la AFP Claudio Picasso, un empleado que vio el partido por TV en un bar de la capital.

La Albiceleste había entrado por la ventana a los cuartos de final con una derrota, un empate y una victoria en la fase de grupos, sin lucir a la altura de sus figuras consagradas en los clubes. Pasó a semifinales al vencer a Venezuela 2-0.

«Brasil pegó primero (gol de Gabriel Jesús, 19 minutos). Pero Argentina absorbió bien el golpe y estuvo cerca del empate», dijo en su página web el diario Página 12.