EL MARTILLO


Cerca de 3 mil 500 lentes entrego el Gobierno Regional para ver el Eclipse Solar este martes recién pasado, por otro lado algunos pobres comerciantes los vendían a 5 lucas cada uno, o 3 por 10 mil, realmente se desarrolló una verdadera psicosis y comercio para ver el Eclipse en Iquique glorioso, ciudad que se jacta de decir que tiene sol todo el año.
En este contexto los famosos lentes pasaron a ser el bien más preciado en la ciudad y que muchos hicieron lo imposible para obtenerlos, siendo que en las ferreterías de la ciudad los filtros para soldar que tenían la misma funcionalidad estaban más baratos.

Lo trágico que el día señalado, donde el dios Sol debería haber sido protagonista, la ciudad estaba tapada de nubes y más friolenta que la c… por lo que los iquiqueños no vieron ni los aviones que pasaban.

En este escenario los pobres y desesperados parroquianos residentes de esta gloriosa ciudad, tomaron sus camionetas del año y se fueron en grupo al interior de la región para aprovechar los limpios cielos de la provincia del Tamarugal y poder tener una visión privilegiada de este acontecimiento astronómico. En este ahínco de colocarse en la mejor posición (como si fuese un estadio) algunos sobrepasaron cercos de protección de zonas resguardadas, haciéndose los lesos que no sabían que era un lugar defendido.

Lo raro que no se dio mucha difusión a la situación climática del martes, siendo más llamativa la entrega de lentes taquillero y no destacar que ese día en Iquique estaría más tapado que guagua recién nacida.

En concreto el Eclipse Solar 2019 para Iquique no fue un acontecimiento que se pudiese recordar como un gran evento sideral, más bien será recordado como un día friolento, nublado, abochornado.