Por El Brujo Caramelo


Aries

Eviten conflictos innecesarios y luchas de poder en la pega, pero cuídate de los chupamedias. Eviten el drama y el exceso ego con la pareja y cuando quiera arrastrar el poncho no pesques, así de simple. Descansen, desenchufen la mente, reconecten con su sabiduría más ancestral e intuitiva, y recuperen energías perdidas con una chelita.

 

Tauro

Utilicen su instinto para hacer crecer esos emprendimientos postergados, como esas ventas por Internet, idea que tiene hace tiempo.  Son tiempos de reconexión con la propia esencia y echarse una canita al aire.  El eclipse solar les brinda una conexión interna especial para sanar el linaje materno y honrar a las mujeres de la familia.

 

Géminis

La autocrítica es muy dañina y puede ser altamente desgastante, sobre todo, en la búsqueda de la vida perfecta, la pareja perfecta, el trabajo perfecto. La comunicación sincera y auténtica las favorecerá profundamente. También es buena semana para revisar esta parte del año: si hay proyectos en el tintero… ¿por qué no elaborarlos? El eclipse solar brindó la capacidad de aguantarse para no tira los lentes muy lejos.

 

Cáncer

Espacios cálidos como el Bar Democrático, amistades, cafés compartidos en el Carpe Diem. Hora de permitirse espacios de sanación física y energética, como una buena visita a un osteópata o una sesión de masajes. También será importante identificar en qué áreas están perdiendo tiempo o no están avanzando.

 

Leo

A renovarse  y aprovechar de comprarse ropita nueva, ya que las liquidaciones están ahí en las multitiendas. Es tiempo de conectar con la misión vocacional y con la motivación interna que las sostiene profundamente. Tiempo de rejuvenecerse y de pensar en las finanzas y en formas de generar más dinero que puedan usar en placeres y viajes.

 

Virgo

Erradicar pensamientos que consumen su vitalidad física es importante, para eso, deben tener espacios de meditación o de silencio interno para poder escucharse con más claridad y más amor hacia ustedes mismas, sin tanto análisis, exigencia o autosuficiencia. Es tiempo de abrirse y beber otro tipo de copete, que no sean destilados.

 

Libra

El  tránsito lento entre Iquique y Alto Hospicio es ideal para las conversaciones hondas, profundas y de corazón a corazón que nos unen profundamente con otros seres humanos, sobre todo, con miembros de la familia. Es hora de dejar de intentar agradar, de quedar bien, de pertenecer, si eso no las deja sentirse sinceras y auténticas.

 

 

Escorpio

Son tiempos intensos y de muchos sentires y emociones; el cuerpo puede estar pasando factura y manifestando algún síntoma, deja de tomar ron o pisco. Deben respetar esa decisión, intentando brindarle más descanso y menos actividad al hígado. Depuren los primeros chakras del cuerpo y cuiden la salud. Resguarden su energía mientras eligen lo nutricio.

 

Sagitario

Dejar más tiempo libre para sus actividades recreativas será de suma importancia para evitar el aburrimiento, el estancamiento y los dolores o síntomas que sobrevienen de la rutina y de la repetición. Alguien de tu pega, medio chupamedias, les pedirá ir hacia adentro y bucear en su psiquis en busca de las respuestas que andan buscando, sobre todo, aquellas relacionadas con la vocación.

 

 Capricornio

La Luna en tránsito se opone con Saturno su regente, mientras vivencian el eclipse solar. Buena semana para comenzar un dieta de proteínas, comenzando con un plato de pescadito con ensalada, ahí en la caleta Riquelme. Desanudar con ayuda de terapeutas o de una gran autoindagación será de suma importancia.

 

Acuario

Es hora de tomar las riendas y de decidir el curso de sus vidas para este tramo del año, que está listo para traerles muchas sorpresas. Escápate esta semana al “kuraoke” del Demo y canta con el corazón esas letras para cortarse las venas.

 

Piscis

Estos días pueden abrirse algunas heridas de dependencias emocionales que parecían superadas pero han reflotado para cerrarse definitivamente. Es momento de revisar traumas o situaciones muy hondas que muestran que su niña interna aún sigue herida y reclamando amor. Posibilidad de ir a hueso, y sanar, revisando esos viejos patrones adquiridos.