PERICOTE


Hoy la mayoría de los amigos te tengo en Facebook utilizaron la aplicación FaceApp, que toma sus fotos actuales y los deja viejito. Toda una novedad y casi viral de los últimos días. Pero, siempre hay un pero… los expertos llaman a tener cuidado con la aplicación, ya que se quedaría por el final de todos los tiempos con tu información publicada en tu perfil de Facebook.

Como generalmente cuando bajamos una aplicación no leemos para nada la letra chica, sin embargo al descargarla se advierte de que los datos pueden ser cedidos a terceros y perder el control de la propia imagen.

Esta aplicación de origen ruso, según los expertos, utiliza un sistema neuronal basado en inteligencia artificial que analizar la fotografía que se sube de forma automática a sus servidores para lograr los efectos ansiados, envejecer o rejuvenecer, al protagonista de la foto con un realismo sorprendente.

La Unión Europea está colocando el grito en el cielo, porque los servidores están en Rusia y la legislación comunitaria sobre protección de datos, muy exigente y no se aplica en el país del vodka.

“Los términos de privacidad son lo suficientemente vagos como para despertar sospechas y, por si esto fuera poco, los creadores de la app avanzan en el contrato que acepta el usuario que sus datos pueden ser cedidos a terceras partes. Se trata de algo muy preocupante”, explica el abogado experto en comunicación digital, Borja Adsuara según consiga el diario español El País.

Yaroslav Goncharov, creador de FaceApp aseguró que se encuentran “desbordados” ante la demanda por parte de los usuarios de eliminar las fotos subidas a sus servidores, una tarea que, para ellos “es una prioridad”. Contrariamente a lo que establece la propia política de privacidad de la aplicación [en su apartado 3] y que el usuario se ve obligado a aceptar, Goncharov sostiene: “ No vendemos ni compartimos datos con terceros”.

¿Cómo le dijo el chinito al piano? No te cleo…