El profesor iquiqueño Williams Sembler está desde hace un mes en Santiago junto a su esposa, la profesora Jenny Manzo, que  es prioridad numero uno en recibir un hígado.

Ella, se encuentra internada en la Clínica Dávila y sería una de las personas que habría recibido un órgano del joven Joaquín Bustos, pero la entrega no se hizo por fallas de los protocolos, según el Ministerio de Salud.

“Independientemente de la suerte que tenga mi señora -ojalá salga adelante- si Jenny lamentablemente se tiene que ir… ¿qué va a pasar a futuro? En Chile faltan donantes, no hay conciencia de donar órganos, yo mismo no tenía conciencia hasta que me pasa esto, ahora yo soy donante”, señaló el profe Williams Sembler según consignó radio Bío Bío.

Consultado sobre si piensa en que el hígado que donó Joaquín Bustos podría haber sido la segunda oportunidad que esperan junto a su esposa, indicó que no es algo que esté claro, sin embargo, reconoce que se lo ha planteado.

“No lo tengo claro, yo no lo puedo asegurar a ciencia cierta porque hay varios parámetros médicos-técnicos que lo ve el equipo de trasplante, sin embargo, me da a pensar que ¿por qué no pudo haber sido esa la posibilidad? O tal vez no… no lo sabemos (…) Los únicos que podían saber eso eran el equipo médico una vez que hubieran tomado ese hígado y ver si era compatible”, afirmó.

Al final de la entrevista Williams Sembler hizo un llamado al ministro de Salud, Jaime Mañalich, a trabajar en la prevención para que a futuro no sigan ocurriendo este tipo de cosas. “Terminemos con esto, son vidas humanas”, finalizó.

La profesora, Jenny Manzo, ejerció hasta fines de marzo en el Liceo Los Cóndores de Alto Hospicio, momento en que la hepatitis crónica autoinmune que le diagnosticaron hace 20 años comenzó a agravarse.