Más de un centenar de voluntarios y 10 toneladas de desechos fueron retirados desde Playa El Colorado, en una limpieza que fue organizada por Iquique Terminal Internacional (ITI) en coordinación con la Seremi de Medioambiente Tarapacá y Pesquera Camanchaca.

La iniciativa es parte del Plan de Sostenibilidad de ITI y, permitió limpiar más de un kilómetro de la playa del casco histórico de Iquique y del área de influencia de la compañía. Se retiraron escombros, botellas plásticas, desechos domiciliarios, neumáticos y ropa. Además de trabajadores de las empresas y entidades convocantes, estuvieron presentes voluntarios de la Colegio San Martín, de la Escuela de Lenguaje Arusiña, del Instituto del Mar, profesionales del Centro Comunitario de Salud Familiar Esmeralda y la autoridad marítima, entre otros.

El gerente general de ITI, Ricardo Córdova, destacó la masiva participación. “No sólo cumplimos con el objetivo de limpiar el perímetro sur de Playa El Colorado, sino que además lo hicimos con muchos voluntarios que se sumaron a la tarea. Uno de los objetivos de ITI este año es reforzar su vinculación con la comunidad y promover el cuidado del medioambiente a través de diversas acciones y una de ellas es la limpieza de playa. Estamos agradecidos de la colaboración de todos y las coordinaciones con la seremi de Medioambiente en esta tarea”.

Patricio Risco, docente del Instituto del Mar, también valoró la actividad. “Para nuestro establecimiento ha sido muy importante apoyar esta iniciativa, pues contribuye a generar conciencia entre los alumnos y la replicaremos como colegio en playas del sector sur de Iquique”. También, Nora Vargas, educadora de la Escuela de Lenguaje Arusiña, quienes concurrieron con una veintena de pequeños a la limpieza, dijo que “esta actividad permite que los niños valoren el cuidado del medioambiente. La experiencia directa es mucho mejor para ellos y estuvieron muy contentos de participar”.
En tanto, Paula González, seremi (s) de Medioambiente, precisó que “estamos muy contentos y asombrados por la alta convocatoria. Más de 100 personas, en su mayoría fueron niños, lo que da aún más realce, ya que son ellos mismos los que se transforman en líderes del cuidado del medioambiente y fomentan en su familia