«Rara» es el debut en el largometraje de la directora chilena Pepa San Martín, quien estara presente para conversar con todos los asistentes este miercoles 31 de julio a las 19:00 horas en el Centro Cultural Alto Hospicio.

La película viene precedida con una gran acogida en distintos territorios. La cinta que recibió importantes galardones internacionales, tales como: el Gran Premio del Jurado en la Berlinale (Festival Internacional de Cine de Berlín, Alemania) y el Premio Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián (España), ahora es presentado de manera gratuita en las comunas de Alto Hospicio, Antofagasta, Coquimbo, La Serena, Ovalle y Vicuña, gracias al programa Acercando el cine, ciclo de cine nacional gratuito.

Una historia inspirada en el caso de una jueza chilena a quien le quitaron la custodia de sus hijas por ser lesbiana, y que está contada desde el punto de vista de Sara, la hija mayor de 13 años. Sara se siente rara en su cuerpo que no para de cambiar, y con su nueva familia que ahora incluye a su madre, su novia, su padre y su mujer, y un gatito pequeño que su Hermana decidió adoptar. Las cosas se salen de control cuando su padre pide la custodia legal de Sara y su hermana.

La chilena Pepa San Martín se inicia con esta película que presenta un interesante punto de vista sobre las dificultades familiares, y en este caso la de un núcleo familiar formado por una pareja homosexual. Sin embargo, no cae en lo fácil, no muestra una realidad exagerada ni una crítica focalizada. El problema de homofobia viene desde dentro, pero más que desde la incomodidad de una niña y de lo que la sociedad la hace pensar, desde los propios sentimientos de esta adolescente que no sabe cómo expresar el torrente de sensaciones que la atraviesan.

Como cabe esperar de una ópera prima, la producción no es elaborada. Algo que no juega en su contra, ya que confiere de más naturalidad a un film que ya de por sí es íntimo. Las interpretaciones en ocasiones cojean, pero las pequeñas actrices, y sobre todo Julia realizan un buen trabajo.

En resumen, Rara es así: rara. Una película con muchos conceptos detrás, que a veces puede resultar un poco insulsa y que se aprecia más tras el proceso de maduración post visionado.