Medir los tiempos de respuesta, los procedimientos internos y las capacidades operativas fueron los objetivos de un simulacro de accidente que organizó Iquique Terminal Internacional (ITI), en coordinación con la autoridad marítima y el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST).

 

El ejercicio, que se desarrolló al interior del terminal portuario, simuló una colisión entre un tracto y una grúa portacontenedores, con un amago en el camión y un lesionado de gravedad. En la actividad participaron colaboradores de ITI, así como personal de la Armada, del Instituto de Seguridad Laboral (ISL) y de seguridad del terminal.

 

El coordinador de Prevención y Salud Ocupacional, Yerko Araya, destacó que el ejercicio cumplió con los objetivos. “Medimos las capacidades de respuesta y las coordinaciones que debemos tener entre distintas entidades cuando se producen emergencias reales. El simulacro cumplió con todos objetivos que nos trazamos. Luego, con el equipo que participó, evaluamos en qué debemos mejorar. Es un mecanismo que nos permite incentivar y sensibilizar sobre conductas seguras a todos quienes trabajan en torno a nuestro terminal, ya sean colaboradores, transportistas, contratistas y clientes”, sentenció.

 

Para el gerente de Operaciones de ITI, Henry Balboa, uno de los ejes estratégicos de la labor en el terminal concesionado es la seguridad. “Somos responsables de generar ambientes seguros, por lo tanto, realizar este tipo de ejercicios nos permite identificar a tiempo las brechas y trabajar en conjunto la corrección de factores que son determinantes ante situaciones de emergencias”, explicó.

 

ITI desarrolla anualmente un cronograma de simulacros y en lo que resta del año se proyectan ejercicios relacionados con derrames, evacuaciones, hombre al agua y pruebas de sirenas.