Desde que comenzó la era de internet, la sociedad vive conectada a través de las pantallas de suscomputadores y celulares. Las redes sociales se han convertido en las protagonistas de nuestras vidas, y con ellas el sexo ha tenido una mayor accesibilidad.

Cualquier persona con un smartphone pueder ver el tipo de pornografía que quiere, buscar a su actriz o actor preferido sin ropa (muchos hackers filtran sus fotos ilegalmente y quedan colgadas en la red casi para siempre), tener conversaciones calientes con otras personas (sexting) o ver en directo webcams a mujeres y hombres de cualquier país vendiendo su cuerpo.

Muchos de estos servicios son gratuitos (aunque tienen tarifas de pago premium por las que puedes disfrutar de todo sin cortes ni publicidad) y con ellos puedes disfrutar de tus fantasías más íntimas, pero ¿y si tu vecina, alguien de la oficina o un conocido tuviera un perfil en el que subiera fotos o vídeos sexuales o eróticos? ¿Pagarías por verlos? Así es Only Fans, una red social en la que vendes cualquier tipo de contenido (a pesar de que puede encontrar cualquier temática, la mayoría es para adultos) y en la que los usuarios se suscriben a tu canal para verte.

La plataforma tiene más de 6 millones de usuarios registrados y afirma haber pagado más de 100 millones de dólares. Esta compañía lleva solo tres años en funcionamiento y algunos participantes de realities británicos (‘Love Island’ o ‘Ex on the beach’) también ofrecen sus instantáneas y grabaciones a cambio de dinero. Su modelo de negocio es muy parecido al de Twitter o Instagram, aunque como seguidor deberás pagar por lo que quieres ver.

Dinero extra
El Confidencial, diario digital español, se puso en contacto con varios de estos usuarios para ver cómo gestionan sus cuentas y qué beneficios sacan enseñando sus vídeos. SexyBoy es un joven de 26 años que actualmente no tiene perfil en esta red, aunque estuvo 6 meses. «Me fui a otra página, Just For Fun (aunque ahora tampoco tengo), porque en esta ganaba bastante poco. En el tiempo que estuve en Only Fans solo gané unos 2.500 euros y en la otra más del doble», explica.

«Lo cierto es que puedes subir todo tipo de contenido, pero la mayoría es sexual y erótico. Cuando te creas un perfil eliges cuánto debe pagar cada suscriptor por ver tus vídeos. Si no eres una persona conocida lo suyo es que más o menos sea el mínimo, 5 dólares (unos 4,50 euros) y si eres famoso, sobre todo actores porno, unos 10-15», comenta.

El usuario que quiera ver un determinado perfil paga por todo el contenido de forma mensual. «La página se lleva más o menos el 30% de la ganancia y el resto te lo ingresan en el banco. Además, los ‘fans’ pueden añadir propina si les gustan mucho tus vídeos y hacerte peticiones para los próximos vídeos», asegura.

Proposiciones indecentes
Miguel (hemos elegido este nombre para salvaguardar su identidad) es un chico heterosexual de 35 años que utiliza Only Fans. «Estoy suscrito a varios perfiles de chicas que me gustan. Algunas suben vídeos con sus parejas y otras simplemente se quitan la ropa. Prefiero este tipo de ‘pornografía’ amateur que algo más profesional», explica. «Además, en muchas webs pornográficas se limitan a subir vídeos de este tipo de manera ilegal sin el permiso de sus protagonistas. De esta manera al menos sé que las chicas que veo suben su contenido porque ellas quieren», añade.

«Si lo crees conveniente también puedes hacer descuentos a algunos de los usuarios que estén suscritos a tu canal. Si son muy fieles a ti agradecerán que de vez en cuando tengan que pagar menos. Lo malo es que algunos se pasan de la raya y te escriben para tener citas reales ofreciéndote más dinero», afirma SexyBoy.

Uno de los principales obstáculos a los que se enfrenta la plataforma es que no tiene aplicación por Iphone. Only Fans tal y como existe ahora se opone a las restricciones de Apple sobre el material abiertamente sexual o pornográfico. De hecho, si el gigante americano permitiera el uso de esta ‘app’ las tarifas de pago serían un problema y los usuarios de los vídeos cobrarían mucho menos. Los problemas técnicos también amenazan la longevidad de esta red social y ayudan a explicar por qué otros sitioscomo ‘Just ForFans’ han logrado desviar un número considerable de consumidores e ingresos.

EL CONFIDENCIAL