“Pasé 2 años en Malasia a disposición de la justicia de ese país y cumplí íntegramente la sentencia de pena efectiva que dictaminó el juez“, dijo Fernando Candia en una conferencia de prensa ofrecida ayer miércoles en la comuna de La Florida, uno de los dos chilenos condenados en Malasia por homicidio.

fue condenado en noviembre de 2018 junto a su amigo, Felipe Osiadacz, por la justicia del país asiático a una pena de 2 años de cárcel efectiva, tras ser declarados culpables del delito de homicidio culposo, según consignó radio Bío Bío.

Lee también: Lo sospechábamos desde un principio: Chileno que apretó cachete de Malasia arriesga orden de captura internacional  (22 abril 219)

En la conferencia de este miércoles, Candia explicó las razones que lo llevaron a regresar a nuestro país.

“Después de analizar la información y consejos de importantes abogados malayos, e incluso fiscales, asumí que la estrategia de la Fiscalía era alargar indefinidamente el caso… frente a esta injusticia y a la casi segura detención que sufriría, decidí junto a mi familia volver a mi país”, afirmó.