Cuando se habla de placer sexual femenino, las opiniones siempre se dividen entre el orgasmo clitoridiano y orgasmo vaginal, ¿conoces la diferencia? Sigue leyendo y descubre cuál es mejor según la ciencia.

Una explosión de calor, pulsaciones y humedad, eso es, para quienes lo han experimentado, el orgasmo clitoridiano, el método más usado por mujeres para llegar al clímax, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Medicina Sexual.

Sus ventajas son muchísimas:

Mejora el «jugueteo previo».

Se llega al placer más rápido.

Facilita el multiorgasmo.

Es una alternativa si tu pareja tiene algún trastorno sexual.

Menos invasivo que el coito.

Sin embargo, también muchas mujeres aseguran que produce una sensación de dilatación y urgente deseo de ser penetradas,

¿punto para el orgasmo vaginal?
No tanto así, ya que el coito tiene una desventaja importante: tarda más, lo que causa que muchas mujeres no lleguen al orgasmo a través del sexo vaginal.

Pero no te desanimes, el esfuerzo tiene su recompensa, pues el placer suele ser más prolongado.

Orgasmo vaginal y clitoridiano, ¿uno mismo?
Una investigación publicada en la revista Journal of Sexual Medicine se propuso poner fin de una vez por todas a esta lucha de placeres. Sus resultados fueron inesperados.

Aunque el orgasmo clitoridiano tiene la ventaja de estimular la punta del clítoris, un punto con más de 8 mil terminaciones nerviosas (el doble que el pene); el orgasmo vaginal excita los nervios de muchas más estructuras como:

Raíz del clítoris (parte interna del órgano sexual).

Uretra.

Pared vaginal.

Entonces, se podría decir que indirectamente el orgasmo vaginal sí estimula parte del clítoris.

Cada quien su placer
Dicen que el orgasmo es de quien lo «trabaja», pero la verdad es que tiene más que ver con la anatomía de quien lo siente, ya que la respuesta psicológica de cada uno es distinta.

Orgasmo vaginal, ¿la prueba de amor?
Considerado más placentero por mujeres que vinculan el coito con aspectos emocionales y psicológicos; en otras palabras, sentir la presencia de la pareja, sus caricias y el calor de su piel da la sensación de un vínculo emocional.

Orgasmo clitoridiano, ¿sexo sin compromiso?
Por otro lado, la estimulación externa no parece proporcionar ese nivel de satisfacción psicológica, ya que se trata más de un acto sensual y erótico que emocional.

Orgasmo y psicoanálisis
Uno de los primeros en estudiar ambos tipos de orgasmo fue el mismísimo Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, quien dijo que el placer clitoridiano es característico de la adolescencia.

Por el contrario, en la etapa adulta, la mujer suele experimentar orgasmos vaginales (mediante coito o estimulación al interior de la vagina).

Sin embargo, como dijimos, Freud fue de los primeros y muchas teorías afirman que esta idea ha causado más confusiónque buenos diagnósticos, en especial si tenemos en cuenta que es una teoría concebida hace más de un siglo.