ANA MARIA  TIEMANN


Ana María Tiemann D. Secretaria Ministerial de Gobierno Región de Tarapacá

En Chile tenemos un millón y medio de personas que, de acuerdo a la carencia de ingresos son considerados pobres; pero tenemos cerca de 3,6 millones de chilenos que tienen otro tipo de carencias y que son pobres desde un punto de vista multidimensional. Por distintas razones hay más vulnerabilidades que carencias de ingresos, porque no tienen educación, no cuentan con empleo, poseen alguna discapacidad, viven con enfermedades, déficit de viviendas, carencias de servicios básicos, inseguridad, hacinamiento y un entorno social insatisfactorio, entre otras.
Lo anterior, fue diagnosticado por la Encuesta CASEN 2017, señalando que “Chile había perdido la capacidad de reducir la pobreza; la pobreza multidimensional estaba estancada y las desigualdades estaban creciendo”. En base a este diagnostico, el 16 de octubre de 2018, el Presidente Sebastián Piñera E. presentó el Programa “Compromiso País”, reafirmando la convicción de nuestro Gobierno por alcanzar un desarrollo integral, inclusivo y sustentable. “Compromiso País” se basa en un mapa de vulnerabilidad, que identifica a 16 grupos vulnerables a lo largo de todo el país y que permitirá diseñar políticas focalizadas, efectivas y con un buen uso de los recursos del estado. Recientemente, visitó nuestra región el nuevo Ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel, quien realizó diferentes actividades enfocadas en avanzar en los compromisos de disminuir las brechas de desigualdad que como Gobierno nos hemos trazado.
Tarapacá es la región que cuenta con uno de los índices de pobreza mas bajos a nivel nacional (6%), sin embargo está por sobre el promedio país en la modalidad de la pobreza multidimensional. Habiendo en Tarapacá siete puntos críticos de vulnerabilidad social, el Ministro Sichel dio el punto de partida a igual numero de mesas de trabajo con organismos públicos y privados. Esta es la manera de enfrentar este noble y prioritario compromiso, debemos unirnos detrás de esta causa, entregando lo mejor de nosotros, aplicando buenas políticas publicas y comprometiéndonos con el corazón. Así seremos capaces de derrotar la pobreza y dar una respuesta a estos grupos dentro de los próximos diez o doce años que es la fecha que nos hemos fijado.