JCN.


El presidente nacional del Colegio de Profesores, Mario Aguilar aseguró que la intervención del gremio local está estipulado por los estatutos que rigen la orden, además indicó que no hay “vendetta” y calificó como una “sobrerreacción” las declaraciones de dirigentes locales.

La semana pasada la dirección nacional del Magisterio determinó intervenir el Colegio de Profesores de Iquique, El objetivo es revisar varios temas como: no hay respaldos tributarios, no hay arqueos periódicos, no hay conciliación bancaria, retraso en envío de remesas a Santiago, extravió de archivos contables, entre otros.

Lee también: Está que arde la cosa en el Colegio de Profesores de Tarapacá apartan a directiva regional

“Las intervenciones están en nuestros estatutos, articulo 35, y es cuando se detectan situaciones de anomalía, irregularidades o desorden administrativo financiero en alguna filial, eso es lo que justifica una intervención”, precisó el presidente nacional del Colegio de Profesores Mario Aguilar.

PH
La directiva regional, apartada de sus cargos emitió una declaración y calificaron el hecho como “un golpe de estado” o una vendetta, en la que deslizaron que tras ella estaría el Partido Humanista, ya que los dirigentes que participan en la intervención son de esa tienda política.

“A mí me parece que ha habido una sobrerreacción y doble interpretación, que para nada corresponde a la realidad, que es una vendetta o cosas por el estilo, es bastante absurdo. Hemos intervenido distintas filiales con distintos signos políticos y dirigentes. No tiene nada que ver con un sector político en particular, es una decisión que se toma en base a criterios técnicos”, explicó Aguilera.

En dirigente nacional colocó especial énfasis que la decisión de intervenir el Colegio de Profesores local es una disposición no tomada por la presidencia de la orden. La fiscalización, según Aguilera, no tiene tiempo definido, además puede durar un tiempo y está a cargo del tesorero nacional del Magisterio.

“Lo que hay es un enorme desorden administrativo, cuentas que no están claras y hay que aclarar. Ojalá, la intervención (…) determine que solo hay desorden”, señaló el dirigente nacional.