Un documental que transporta al espectador en primera fila al Salar de Surire, enclave altiplánico donde conviven la belleza natural, el absurdo humano y el ocaso cultural, ya está en exhibición en todo el norte durante el mes de agosto, gracias al programa Miradas Regionales.

Sus funciones seran en la comuna de Alto Hospicio este martes 20 a las 19:00 horas, en el Centro Cultural Alto Hospicio para luego terminar sus exhibiciones en Iquique con la ultima funcion el jueves 22 de agosto a las 19:00 horas en la Casa de la Cultura.

Bettina Perut e Iván Osnovikoff ostentan una carrera sólida, de las más innovadoras en el ámbito de la producción documental, con siete obras que no se encasillan en ningún estilo. Su producción Surire retoma la exploración formal de la imagen centrándose en las posibilidades estéticas y técnicas que les permite el registro en una geografía hostil, la película se produce en el salar Surire, zona altiplánica ubicada casi al llegar a la frontera con Bolivia a 4.300 metros de altura. La investigación visual se transforma en una experiencia fílmica y etnográfica, inédita en nuestra cinematografía que posee un importante valor patrimonial al retratar parte de la cultura aymara.

Los jóvenes han migrado a la ciudad, por lo cual los últimos pobladores y protagonistas del documental corresponden a ancianos. Perut y Osnovikoff conocieron primero a Dardo Aguilar (51), guardabosques de CONAF que llegó a trabajar a la mina cuando ésta recién se estaba instalando, y a través de él llegaron a Clara Calizaya (92), personaje central de carácter oscilante que diariamente camina kilómetros apoyada en su bastón, arreando su ganado amenazado por pumas y por las inclemencias del clima.

Las condiciones del salar -altura y clima extremo- no sólo hacen difícil la subsistencia humana, sino que también complicaron el rodaje, pero finalmente la pareja de realizadores logró retratar el escurridizo paisaje. “Mucha gente que ha visto la película nos comenta que es un verdadero viaje: que los transporta e instala en Surire junto a sus personajes, con una cercanía que los sorprende”, dicen sus directores.