El Mercedes Benz de José Piñera está muy bien, pero quienes le “echan bencina” no, ya que el promedio de los jubilados por las Administradoras de Fondo de Pensiones(AFPs), es de 300 mil pesos luego de una vida de trabajo y cotizando.

La Fundación Sol, basada en los informes de la Superintendencia de Pensiones, indica en los primero seis meses de este años las AFPs tuvieron por ganancias, léase bien, ganancias de un 85% en relación al mismo periodo del año pasado.

Esto quiere decir en buen chileno, que las seis AFPs que están “trabajando” en Chile obtuvieron utilidades por el monto de 267 mil millones, es decir si lo comunicamos como sueldos de figuras del fútbol, diariamente entraron a las arcas de los administradoras (que parecen pirañas), 1.476 millones de pesos.

Una burla si se considera las bajas pensiones que pagan a sus afiliados, casi para llorar y no querer jubilar.