Tras la votación de este jueves, donde la Democracia Cristiana nuevamente mostró la hilacha y  se cuadró con el Gobierno respecto de la Reforma Tributaria y aprobarla en sus términos, el diputado Raúl Soto (de Rengo)decidió renunciar a la militancia del partido.

Al respecto, Soto calificó la iniciativa como “injusta”, agregando que no está disponible para seguir militando en un “partido tristemente capturado por una dirigencia que desobedece mandatos de la Junta Nacional y que desconoce nuestras más elementales raíces”, dijo a radio Bío Bío.

«Ya no bastan las explicaciones de los dirigentes del PDC de pretender articular una oposición constructiva o esa añoranza por una mal entendida política de los acuerdos, esta vez se sobrepasó el límite que ética y políticamente no era posible cruzar y en esta ocasión es sin retorno”, manifestó el parlamentario a través una carta, añadiendo que “acá se está cogobernando con la derecha y su programa político”, dijo fuerte y claro el diputado Soto.