El Diplomático y piloto automovilista aficionado Juan Ernesto Zanelli de Vesconi, nació en Iquique en 1906. Se fue a Europa muy joven para convertirse en un destacado corredor, cuya trayectoria no fue difundida en Chile.

Zanelli se unió a la resistencia francesa, durante la Segunda Guerra Mundial, y falleció en un tiroteo con fuerzas alemanas en 1943, tenía 38 años.

Zanelli, de padre italiano y madre chilena. Su familia se había enriquecido explotando los yacimientos de nitrato de sodio (salitre), y el joven Juan Ernesto vivió en Santiago y en Valparaíso. Su primo Renato Zanelli fue un tenor de nombradía internacional, pero cuando Juan llegó a Europa lo hizo para estudiar en Suiza. Y en 1926 pasó a trabajar como vice-cónsul de Chile en Nice, residiendo en una mansión (boulevard de Cimiez, 68) y codeándose con el gran mundo, entre los que había muchos automovilistas amateurs, asiduos de la agencia Bugatti que regentaba el ex piloto Ernest Friderich.

AUTOMOVILISMO
Carteles anunciadores de las pruebas correspondientes al VII Circuito Automovilista de San Sebastián 1929. ZANELLI participaba en el mismo por primera vez, disputando la carrera del día 25 de Julio con su Bugatti de Grand Prix. El afiche en color es un diseño del Estudio Zeus de San Sebastián, sin firma de autor.

Zanelli se tomó el automovilismo bastante en serio, llegando a ser un notable gentleman driver con dedicación de profesional. En 1931, compitiendo contra volantes de la talla de Rudi Caracciola, Heinrich-Joachim VonMorgen, Hans Stuck o Albert Divo, triunfó en el I Campeonato de Europa de Montaña cuando era piloto oficial de la marca española Nacional Pescara junto con Esteban Tort (que fue 2º en el campeonato).

LE MANS
Hay información que en 1930 participó en La Mille Miglia con un Fiat 1.100, aunque es probable que se trate de una confusión con el piloto italiano Antonio Zanelli. También se inscribió en las 24 Horas de Le Mans con un Nacional Pescara, pero no tomó la salida.

Al residir en Francia y verse comprometido con las FFI (Resistencia Francesa), Juan Zanelli falleció durante un enfrentamiento armado con la Gestapo el sábado 19 de Agosto de 1944 en Toulouse, constituyendo un caso de sacrificio similar al de sus colegas “Williams” y Robert Benoist.

Sus restos reposan en Toulouse y sus descendientes viven en Paris. Pero no sabemos de ningún monumento, nombre de calle o placa que le homenajee de forma pública, lo cual es bastante incomprensible, tratándose de un deportista de primera fila y, más aún, de un luchador por la libertad que lo dio todo en defensa de la democracia en Francia.
Sobre Juan Zanelli existe una única biografía extensa y documentada, de la que es autor Rodrigo Velasco Santelices: “¡Coche a la Vista!”.