Mientras Guaidó intenta inventar un nuevo argumento para desestabilizar el gobierno de Maduro, las redes sociales de Venezuela arden por el escándalo que se armó por las imágenes de una mujer casi calata (desnuda) en un avión de la base Maracay.

En las fotos que recorrieron las redes se ve a la mujer mientras posaba en ropa íntima en un avión Hércules, C130, siglas 9508.

Hay dos versiones del origen de las fotos. Una que era una sesión fotográfica en ropa interior, pero los adustos militares dicen que eran de “carácter pornográfico”.

El teniente Johandrys José habría permitido utilizar la instalaciones para captas las imágenes de la mujer, ya súper identificada como Yusbeiry Yaneiry Órtiz.

El uniformado fue detenido junto a la mujer y otros militares que participaron en ese repudiable acto reñido con la moral y buenas costumbres.

La sesión de fotos fue publicada en la cuenta @queenswinger, donde afirman que son una pareja que disfruta del estilo Swinger (vaivén erótico) y aseguran que “buscamos amistades de parejas o chicos solos de mente abierta, disfrutamos del divino placer del sexo”.

INTERNET