ANA MARIA TIEMANN


Ana María Tiemann D. Secretaria Ministerial de Gobierno Región de Tarapacá.

Que duda cabe de la importancia de la radiodifusión, de la radio como la conocemos todos. Fiel compañera, para algunos inseparable, que día a día nos entrega información, entretención y por sobre todo compañía.
En el año 1922, la radio llega a Chile, con la primera transmisión que la Universidad de Chile realizó desde el Diario El Mercurio de Santiago. A partir de ese momento la radio se transformó en el primer medio de difusión musical y al año siguiente proliferaron las radios en todo el país, en los años cincuenta ya existían mas de cien radioemisoras, todas con transmisión en amplitud modulada. En 1962, radio El Conquistador fue la primera en transmitir en frecuencia modulada, siendo este modo el predominante hasta nuestros días.
Sin importar la frecuencia utilizada, la radio ha sido factor de solidaridad y apoyo en todos los eventos que como Nación hemos debido enfrentar: tragedias de terremotos y otros desastres naturales, así como también contingencias sociales y políticas, acontecimientos deportivos, artísticos y culturales.
Hoy, la radio esta llena de tecnología, pero detrás de ella están personas llenas de pasión y cariño por lo que hacen. Por eso que cobra relevancia que año a año, cada 21 de septiembre, celebremos a los Trabajadores Radiales.
La fecha se instauró en 1942, durante el gobierno del Presidente Juan Antonio Ríos. 49 años más tarde, en 1991, se estableció a través de un Decreto Supremo durante la administración del Presidente Aylwin, con el que se oficializó la fecha como el «Día Nacional del Trabajador de la Radiodifusión Sonora».
Así se consagra su reconocimiento, como asimismo, la importancia de este medio de comunicación, y sirve para que celebremos a los hombres y mujeres radiales que durante los 365 días del año transmiten de forma continua, incluso para ocaciones tan familiares como Navidad, Año Nuevo y Fiestas Patrias.
Como no recordar esos entretenidos radioteatros, presentaciones de grandes artistas directamente desde los auditorium de las emisoras, los apasionados debates politicos, los emblemáticos noticieros, las inolvidables voces de conductores y locutores. En lo personal, siento especial aprecio y cariño por la radio, pues aún guardo en mi baul de los recuerdos mi credencial de integrante del gremio de locutores de Chile, de los años setenta. Entonces, mi saludo a los Trabajadores Radiales se acompaña de un especial afecto y cariño, pues siento mucho orgullo de haber pertenecido al maravilloso mundo de la radiodifusión.

Como Secretaria Ministerial de Gobierno en la Región de Tarapacá, les agradezco todo el apoyo y colaboración para poder realizar mi labor de dar a conocer a la ciudadania las acciones y politicas publicas del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera E.