EL MARTILLO


Vergüenza nos debería dar ver el estado que se encuentra el edificio de la Gota de leche, o la sede conocida por muchos años de la Cruz Roja en Iquique, que está ubicada en calles La Torre y Obispo Labbé.

Construcción que aún queda de la época solidaria iquiqueña, donde muchas madres y gente iquiqueña recibían atención médica y entrega de leche en forma gratuita.

Realmente es impresionante ver esta magnífica construcción está de deteriorado. Cuando uno pasa por el sector llama la atención que se encuentra rayada, meada, cochina y descuidad afeando la imagen del centro de la ciudad.

Independiente que esta dependencia sea de privada, esta ciudad no se puede dar el lujo de dejar en estado casi de abandono este tipo de construcciones, debe haber alguna forma que los responsables o autoridades puedan mantener estos espacios históricos y arreglarlos, y no llegar a este tipo de imágenes que muestran la apatía a la historia de la ciudad.

La verdad que sorprende lo dejado de la mano de Dios que esta la dependencia de la Gota de Leche, esperar que pronto la veamos radiante y mostrando su nobleza y delicada arquitectura que hace revivir el pasado del Iquique glorioso.

Lee tambien: Libreta de apuntes: La Gota de Leche (Patronato de la Infancia) en Labbé con Gorostiaga