ANA MARIA TIEMANN


Ana María Tiemann D. Secretaria Ministerial de Gobierno Región de Tarapacá.

El pasado 26 de septiembre, a través de cadena nacional, el Presidente Sebastián Piñera E., anunció ante todo el país la Ley de Presupuesto para el año 2020. Se trata de un proyecto reactivador para seguir poniendo a Chile en marcha que considera el escenario internacional adverso y el compromiso de reducir el deficit fiscal, pero también la capacidad de acelerar, emprender y seguir fortaleciendo la sana economía de Chile que desde el 2018 a la fecha ha crecido un 3.2%.

El Proyecto de Presupuesto 2020, que se presentará prontamente al Congreso considera un aumento del gasto público de un 3% real, lo que significan U$ 2.133 millones, alcanzando un total de U$74.169 millones y un crecimiento de 6,8% en la inversión. Algunos han alzado su voz para exigir que se incremente el gasto público y señalan que el 3% es mezquino, pero sin duda sería irresponsable por parte de nuestras autoridades incrementarlo de manera desmedida y comprometer la economía del país.

Este proyecto de Ley recoge las necesidades y aspiraciones de las personas y los traduce en propuestas concretas para avanzar en siete ejes prioritarios: reforzar la seguridad ciudadana, fortalecer el crecimiento para la creación de empleos y mejorar los salarios, continuar con la cirugía a la Salud, mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y sus pensiones, avanzar en la calidad de la Educación, abordar el compromiso con medio ambiente y la sequía y finalmente seguir poniendo a los niños primero.

Una de las excelentes noticias anunciadas por el Presidente Piñera es que ya están disponibles los recursos para financiar la reforma que mejora las pensiones de todos nuestros jubilados, con un especial atención y prioridad en los 1,6 millones de chilenos más vulnerables, que reciben la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario. Pero también con un cuidado y cariño especial por nuestras mujeres, la clase media y los adultos mayores no valentes, que necesitan y merecen un mayor aporte del Estado para mejorar sus pensiones y sus vidas. La intención es pagar estas pensiones mejoradas a partir del 1 de enero del próximo año, para lograrlo se requiere la pronta aprobación de la Ley de Presupuesto 2020 por parte del Congreso, como así también se requiere esa misma pronta aprobación para proyectos tan importantes, urgentes y necesarios como la Sala Cuna Universal, el Seguro Catastrófico de Salud, el reemplazo del Sename, la Modernización Tributaria y varios otros que van en directo beneficio de las personas de nuestro país.

En este primer tercio del mandato se han logrado importantes avances en sentidas demandas de las personas gracias a una hoja de ruta clara y la voluntad de distintos sectores para permitir mayores oportunidades y seguridades para ellas. El propósito es continuar en esta senda de entendimiento y responsabilidad para seguir poniendo a Chile en el camino del desarrollo integral.

Es importante también contar con el apoyo de los parlamentarios de todos los sectores políticos, para agilizar estas iniciativas que tienen como finalidad mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de nuestro país y reducir las brechas de desigualdad que existen en Chile.