La presidencia de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Tarapacá, es ocupada por primera vez en su historia por una mujer. Ella es la dirigente sindical, Esmeralda Contreras, quien asegura que efectivamente las mujeres tienen que hacer un esfuerzo mayor para ejercer una carrera política.

“Las pocas mujeres que hay en el ámbito político, lo han hecho bastante bien, las mujeres hoy se atreven y dicen las cosas de frente, están trabajando y se puede notar, lo podemos palpar por sus acciones, sin embargo nos falta por crecer, porque si tomamos en cuenta la cantidad de hombres y mujeres en la política, la diferencia es considerable”, sostuvo la presidenta de la CUT Tarapacá.

Esmeralda Contreras, agregó que la participación en la política de hombres y mujeres no ha sido equitativa por la existencia del machismo “Nos falta avanzar bastante a las mujeres, nos cuesta abrirnos caminos porque el machismo sigue muy arraigado, pero tenemos que hablar más fuerte, pero la mujer hace bien su trabaja, es más responsable y comprometida por lo que lo ideal es que hayan más oportunidades y presencia femenina en la política”, dijo la dirigente.

Contreras, añadió que el cargo de presidenta regional de la CUT, se debió a una reestructuración de la directiva y señaló que las responsabilidades han sido muy distinta, porque debe estar presente en muchas actividades sindicales y otras con autoridades, pero que tomó la presidencia como un desafío, además de que se sintió apoyada para ser elegida.

Si va a permanecer en el cargo como presidenta de la CUT, Esmeralda Contreras, indicó que no se lo ha planteado, pero dijo que le gustaría que fuese una mujer quien siga en la presidencia.