Durante años el recinto que albergó a una de las estaciones de ferrocarriles que había en Iquique Glorioso, fue estacionamiento de vehículos de empleados públicos y baño improvisado, se anunció el inicio de los trabajos para habilitar del edificio de Sotomayor con Vivar.

Lo primero fue una cierre perimetral a la estación, labores que ejecuta la Cámara Chilena de la Construcción Sede Iquique, bajo el proyecto presentado por el Instituto de Estudios del Patrimonio, Idepa, de la Universidad Arturo Prat.

De esta forma, inició el proceso que busca la recuperación del histórico recinto, donde el 15 de junio de 1975 partió el último tren de pasajeros, El Longino, con destino a La Calera.

Los arreglos serán para albergar la actividad la “Estación del Libro”, actividad que busca la promoción del libro y la lectura que se realizará entre el 14 y el 17 de diciembre de este mismo año que es organizada por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y el Centro Cultural Doña Vicenta.

Al hito asistieron todos quienes participan de la iniciativa, siendo recibidos por el Seremi de Justicia, Fernando Canales y la directora regional del Registro Civil, Ema Moreno, como dueños de casa, quienes destacaron la nueva vocación que tendrá la Exestación, más abierta a la comunidad.

En materia de plazos, se espera que los trabajos continúen durante dos meses, para finalizado ese plazo contar la habilitación del recinto como un espacio ferial y apto para otras actividades culturales.