Un nuevo giro podría el fin de las obras del estadio Tierra de Campeones, si prospera la petición ante la justicia del arquitecto Fernando Guarello de frenar las obras del recinto deportivo, además de detener los pagos a la empresa a cargo de su construcción, Icafal. Guarello cuestiona que las obras del Estadio tengan un 95% de avance. En caso de imponerse la solicitud del arquitecto, la Justicia Civil podría detener las obras por tiempo indeterminado.

ALEXIS ENCALADA/JOSE CANCINO


El arquitecto Fernando Guarello, quien asegura que es el dueño del diseño de la obra del estadio, sostuvo que a través de la justicia espera detener los trabajos de la reconstrucción del “Tierra de Campeones”.

El profesional, quien de manera exclusiva conversó con El Sol de Iquique, manifestó que en el 21 Juzgado Civil de Santiago, existe una demanda por plagio de la obra que podría paralizar el trabajo en el Estadio y señaló que cuenta con el veredicto del Colegio de Arquitectos, que ya sancionó en forma ética al arquitecto Alberto Montealegre, quien es el profesional que quedó a cargo del proyecto. Además Fernando Guarello, indicó que los pagos que realiza el MOP a la empresa encargada de los trabajos del estadio, Icafal, no pueden seguir.

“Hay dos factores: uno es el juicio civil que tiene su curso y que el tribunal rechazó a los demandados todas las incidencias dilatorias, pero aclararon que el demandante tenía razón y vamos a entrar a exhibición de pruebas y paralelamente el Colegio de Arquitectos acusó al arquitecto Alberto Montealegre, quien tomó de mala manera el proyecto, por no respetar contratos y no respetar a los colegas, es decir, todo lo que tiene que ver con los requerimientos éticos”, expresó el Fernando Guarello.

El arquitecto, también dijo que no entiende las razones del por qué el MOP de Tarapacá, no ha aplicado multas a la empresa Icafal por el atraso de la obra, la cual debió ser entregada en marzo del 2019, pero que luego se aplazó a agosto y posteriormente a octubre del presente año.

DEMANDAS
Fernando Guarello, explicó que la demanda por el presunto plagio de la obra del estadio, se compone de varias aristas y que es de casi 2 mil millones de pesos por el diseño del proyecto, entre otros. “Nosotros estamos viendo la opción de detener la obra con esta sentencia preliminar, que nos da la razón respecto a las decisiones que pusieron los abogados de la constructora y además existe el fallo del Colegio de Arquitectos, que es muy duro, porque no puedes quedarte con los proyectos de otros colegas, ni con los contratos, por lo que con estos recursos, el siguiente paso es detener los trabajos en las obras de esta empresa que ha tenido otras demandas y problemas en otras regiones, pero tiene un ejército de abogados”, señaló Guarello.

El profesional, añadió que el seremi regional del MOP, Patricio Altermatt, se equivoca en sus cálculos respecto a la finalización de las obras y que inventaría datos.

“El Seremi es poco confiable y dice que el estadio está en un 95% de avance, capaz que sea menos, porque todos los detalles tienen que estar terminados, no puede entregarse una obra que no funcione perfectamente y la construcción en Iquique debe quedar perfecto, pero se la ha sacado más partido y se está construyendo algo un poco diferente a lo que propuso la anterior Presidenta, Michelle Bachelet, pero lo importante es que las cosas se sepan, porque la gente no puede permitir que le pasen por arriba y que hayan empresas que hacen lo que quieren y se ríen de la gente”, sentenció el arquitecto Fernando Guarello.