El año 2011 algunos chilenos y chilenas disfrutaban de ver los canales de películas premium, de partidos de futbol, los niños y niñas de DiscoveryKids o Nickelodeon gratis, sin pagar un peso gracias a los “decos”, aparatitos de bajo costo que con una antena satelital se podían captar señales de los diferentes señales de TV.

Los decodificadores se vendían libremente en la zona franca y todo parecía hasta normal, si el propio seremi de Transportes y Telecomunicaciones de la época Álvaro Gómez, indicó a la prensa local (La Estrella) que “en agosto consulté a esta entidad (Subtel) sobre un posible hecho ilícito, sin embargo me informaron que no existía mayor ilegalidad porque no se requería mayores permisos”, explicó.

Por aquellos días, una empresa brasileña había interpuesto una denuncia por uso ilegal de un software que tenían incorporado los decodificadores satelitales. Los aparatos además tenían un bajo costo promedio de 50 mil pesos.

“El Juzgado de Garantía de Iquique decretó la orden de entrar, registrar e incautar los decodificadores satelitales de 49 domicilios de la Zona Franca. Es decir, 38 módulos y 11 galpones que tienen en su poder estas máquinas”, explicaba en la época el Fiscal Regional Manuel Guerra.

Así lo informó ITv en octubre del 2011: