Una agitada jornada se vive en Santiago luego del quinto día del llamado a evasión por el alza del precio de pasaje del Metro, convocatoria que durante las horas de la tarde varió a desmanes y un caceroleo en diferentes puntos de la Capital.

En redes sociales se han subido imágenes de las manifestaciones en cada estación del Metro, donde se observa a grupo de personas empujando las puertas de las estaciones y un gran contingente de Carabineros.

 

;

También se ha denunciado la violencia del actuar de la carabineros, donde habrían usados balines con el saldo de heridos.

Por la tarde Metro anunció el cierre de todas sus líneas “por disturbios y destrozos que impiden contar con las condiciones mínimas de seguridad para pasajeros y trabajadores”.

Cerca de las 8 de la noche el ministro de Interior, Andrés Chadwick condenó “enérgicamente los hechos de violencia y vandalismo que se han producido el día de hoy”.

Son hechos de vandalismo que están ejecutados por grupos organizados y que han causado un daño enorme y gravísimo a nuestro transporte público y al metro de Santiago”, sostuvo.

Chadwick anunció que se invocará la Ley de Seguridad del Estado “para todos aquellos que resulten responsables de causar daños en los bienes del Metro de Santiago y al mismo tiempo impedir que éste pueda desarrollar normalmente su funcionamiento”.


Al cierre de esta nota se producen cacerolazos en diferentes puntos de la ciudad de Santiago.