La masiva marcha del sábado contra el Gobierno iba en su trayecto por la Avenida Arturo Prat, pero un grupo cuandoun grupo de manifestantes pasó frente al Cuartel General de la VI División de Ejército, más conocido como Regimiento Granaderos, primero pintaron las murallas y luego retiraron del frontis un antiguo cañón de guerra.

El grupo en un primer momento tuvo resistencia de los efectivos militares, pero la acción terminó con la llegada de Fuerzas Especiales de Carabineros que con gases lacrimógenos y balines de gomas intentaron dispersar a los manifestantes.

Si bien, el grupo se dispersó hubo un excesivo uso de gases lacrimógenos y de balines de goma. Las escaramuzas  duraron hasta cerca de la medianoche.