Cuando se cumplen 20 días desde que se inició la crisis social en Chile, el presidente Piñera anunció una agenda legislativa en materia de seguridad y orden público. Además, citó al Consejo de Seguridad Nacional (COSENA).

Entre las medidas que intentan frenar los desmanes en las manifestaciones está el proyecto de ley anti-saqueo, que contempla sanciones más duras para robos. Agilizar el proyecto de ley anti encapuchados, cuya historia comenzó en el año 2011, con sanciones más duras para quienes se tapen las caras durante las manifestaciones, además de la redefinición de desorden en vía pública, como barricadas y similares, que entorpezca libre tránsito.

“Estamos convencidos que esta agenda representa y constituye un aporte significativo e importante a mejorar nuestra capacidad de controlar y resguardar el orden público, y proteger la seguridad ciudadana (…) Por esa razón creemos que su aprobación es algo urgente y necesaria”, dijo el presidente Piñera.