Expertos independientes nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) condenaron el uso excesivo de la fuerza por parte de agentes del Estado chileno durante las protestas que han marcado el reciente estallido social.

“La violencia nunca puede ser la respuesta a las demandas sociales y políticas de las personas”, indicaron, destacando que hasta la fecha se cuentan al menos 20 muertos y cerca de 1.600 personas heridas, incluyendo uniformados y civiles.

Además, reportaron que miles de personas han sido detenidas, incluyendo niños, niñas y adolescentes.

“El elevado número de heridos y la manera en la cual se han utilizado las armas no letales parece indicar que el uso de la fuerza fue excesivo y violó los requisitos de necesidad y proporcionalidad”, indicaron a través de un comunicado.

Bío Bío