No es que se tome su copetito, eso no tiene nada de malo, pero de ahí a hacerlo en horario laboral y pasarse de copas, no querer pagar la cuenta y más encima agredir a una empleada, es otra cosa.

Eso pasó con la diputada de Renovación Nacional por Aysén, Aracely Leuquén el pasado lunes 11 de noviembre en Santiago, en un bar de las Condes.

Este hecho fue publicado por radio Bío Bío, en su Unidad de Investigación, donde se describe lo que pasó con la parlamentaria. La idea no es cuestionar que se mande sus pisquitos saguer, pero de ahí a tirar la bronca y su cargo de diputada, es muy feo.

“A las 16. 30 Aracely Leuquén había bebido cuatro sours cuando de pronto sufrió un cambio radical de personalidad. Mareada, apenas podía sentarse en la silla de la barra. Comenzó a gritar que había perdido su cartera, culpando a los empleados del lugar. Pero su cartera no estaba perdida”.

Los hechos están relatados en una querella criminal por el delito de injurias que presentará hoy Katherine Contreras en el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago a las 9.30 horas, patrocinada por el abogado Gonzalo Bulnes. A las 10.00 horas, en tanto, solicitará su desafuero en la Corte de Apelaciones de Santiago.


Pincha aquí si quieres leer la nota completita en la web de radio Bío Bío.