El consejero regional Rubén Berríos (PS) sostuvo que está satisfecho con la posibilidad de que a gente decida sobre una nueva Constitución, pero que debe existir una agenda paralela que resuelva las demandas.

“La constitución es importante pero hay cosas urgentes como las pensiones, las AFP, la educación, la salud y esos temas no se tocaron en el acuerdo. Falta una comisión que vea si hubo violación los derechos humanos y una agenda social de verdad para resolver todas las demandas, entre ellos eliminar el Crédito con Garantía Estatal, la educación, la salud y todos los temas, urgentes que pide la ciudadanía”, señaló el core, añadiendo que en abril es el plebiscito y si todo sale favorable en noviembre del 2021 recién va a haber la luz un posible nueva constitución, por lo que en ese tiempo falta la agenda paralela para resolver los temas urgentes.

Berríos agregó que “de políticas públicas habíamos visto muy poco y la gente salió a la calle por eso, y por fin el gobierno y los parlamentarios hayan escuchado a la gente culminado con este acuerdo. Estoy a favor del plebiscito y en una nueva constitución. Estoy por una nueva Asamblea. Lo importante es que podemos decir si tenemos o no asamblea constituyente, no me gustó que se hiciera a nivel de cúpula y sin las organizaciones sociales. Falta esa visión, donde está el movimiento”, expresó el consejero regional.

También dijo respecto al acuerdo por la paz y una nueva constitución que “no me gustó que no se hablara de los excesos y de los abusos de las policías, es una deuda pendiente de que no sea preocupación de los congresistas, no estoy de acuerdo con los saqueos, pero menos de la violación los derechos humanos”.