Una suspensión ‘por la fuerza’ sufrió este viernes el duelo entre Unión La Calera y Deportes.

El reloj marcaba 67 minutos de juego cuando un grupo de encapuchados ingresó con violencia a una de las tribunas del estadio de La Florida, para expresar su descontento el retorno del fútbol, informó radio Bío Bío.

Según relató CDF, los manifestantes, en su mayoría con indumentaria de Colo Colo, rompieron la reja perimetral del recinto.

Algunos de los involucrados incluso se pasaron a la cancha, recriminando y lanzando algunos objetos a los futbolistas.

Ante este escenario, el plantel Celeste salió de la cancha y  rápidamente fue al vestuario. El La Calera, en tanto, se dirigió a su banca.

 

El partido está suspendido, mientras Sifup y dirigentes dialogan en la cancha para saber si el balón volverá a rodar.