(Imagen página oficial Deportes Iquique)

AEP.


El Torneo Nacional del fútbol chileno, no pudo volver luego de la irrupción del partido entre La Calera y Deportes Iquique lo que significó que este martes 26, se realice una reunión de presidentes de los clubes chilenos para decidir lo que se va a ocurrir con el campeonato y lo más probable, según la prensa especializada, jugadores y dirigentes, es que no siga.

Esto significaría que los Celestes, quienes se encontraban en zona directa de descenso, permanecerían en Primera División de forma automática, aunque algunos no pierden las esperanzas que el campeonato se pueda reanudar.

Entre las ideas para que esto ocurra existe la de jugar los partidos que quedan sin público, usar estadios privados en el país como Monumental o San Carlos de Apoquindo o trasladarse a Argentina para terminar el torneo.

Además surgió una idea de una súper liga chilena de 24 equipos donde ascenderían 8 clubes de la primera B. Sin embargo, todas estas ideas han sido desechadas por los especialistas en el fútbol y este martes se determinará finalmente el destino del torneo 2019, donde todo apunta a que no habrá descenso, lo cual salva la magra campaña de Deportes Iquique y se le entregará el título de campeón a la Universidad Católica.

Y es que tras el estallido social, una de las actividades que la mayoría de los manifestantes no quiere que ocurra es la vuelta al fútbol, además los jugadores no quieren arriesgar su integridad física ante posibles desmanes que pudieran ocurrir en partidos oficiales, en caso de que se reanude el torneo.