AEP.


La presidenta de la CUT de Tarapacá, Esmeralda Contreras, indicó que el gobierno será el responsable de que en la región y el resto de país puedan registrarse alzas en el desempleo por el estallido social.

Contreras sostuvo que el gobierno ha sido incapaz de escuchar las demandas sociales, lo que a su juicio ha propiciado que el estallido se mantenga y que por consecuencia se generar pérdidas en el comercio y haya desempleo.

“Lamentablemente la gente, sobre todo los trabajadores y trabadoras siempre terminan pagando las consecuencias de todo, no sólo ahora y el índice de cesantía en la región ya está aumentando y es porque el gobierno no ha entregado repuestas a la gente que está manifestándose en la calle”, expresó la presidenta de CUT.

La dirigenta, agregó que el estallido ya habría acabado de no ser por la gestión del Presidente, añadiendo que ha obstaculizado las soluciones a las demandas de las personas.

“Se la ha dado mucha importancia a los saqueos y no ha lo que pide la gente. Los saqueos y disturbios son hechos aislados y lo que debe pasar ahora es que el gobierno inyecte recursos a la región para la gente que está quedando sin empleo y también tiene que dar la solución a las demandas que piden las personas en las marchas”, dijo Esmeralda Contreras, quien además criticó el bono de 100 mil pesos promedio por familia, que entregará el Presidente.

“Todo viene con letra chica y ya nos dimos cuenta de que no todos recibirán este bono, todo esto se trata solamente de populismo porque no todos se benefician, pero acá necesitamos respuestas de verdad para los trabadores y trabajadoras, así como a la ciudadanía en general sin más mentiras”, sentenció la presidenta regional de la CUT.