“Yo Alberto Ángel Fernández juro por Dios la patria y sobre estos santos evangelios desempeñar con lealtad y patriotismo del cargo de Presidente de la Nación, y observar y hacer observar fielmente la Constitución argentina y si así no lo hiciere Dios y la patria me lo demanden».

Tras ese juramento, Alberto Fernández asumió, este martes sobre las 12 del mediodía, la presidencia de Argentina con el desafío de reactivar la economía del país, marcada por una elevada deuda pública. A su lado también juró Cristina Fernández de Kirchner en la vicepresidencia.

El juramente fue hecho en el Congreso al que asistió el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez entre otros mandatarios.

El nuevo mandatario recibió la banda presidencial y el bastón de mando de parte del presidente saliente Mauricio Macri. La escena fue muy diferente a la de hace cuatro años, cuando Cristina Kirchner dejó la presidencia un día antes de lo previsto y Macri fue investido por el presidente provisional del Senado.