En medio de la crisis social igual hay quienes se dan un momento para enviar regalitos a sus seres queridos, pero en este caso no contaban con la astucia de los muchachos y muchachas de Aduanas.

De pronto los fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en el aeropuerto Diego Aracena de Iquique interceptaron una encomienda navideña que iba en dirección nada menos que a Inglaterra.

Se trata de chaquetas impregnadas en cocaína que la droga tenía como destino, Londres, Inglaterra, y arrojó un peso total de 2 kilos 900 gramos de clorhidrato de cocaína.

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina Silva, señaló que: “Tenemos controles permanentes en la zona de pasajeros y carga del aeropuerto, lo cual nos permite ejercer un control del flujo nacional e internacional de cargas que pasa por ese terminal”.

La encomienda tenía como destino Londres, Inglaterra, y el peso total de la droga fue de 2 kilos 900 gramos, los cuales en el mercado ilícito de ese país pueden llegar a ser comercializado en más de $121 millones de pesos.

La droga y los medios de prueba fueron entregados mediante cadena de custodia a la PDI por instrucciones del Ministerio Público.