Trato degradante consistente en burlas, demoras en autorizar con prontitud el uso del baño y acceso a su ropa de abrigo; maltrato verbal, firmar papeles que no leyó; además desnudamiento de los detenidos y uso excesivo de esposas denunció el camarógrafo e integrante del equipo de ITV, Rafael Rodríguez, quien fue detenido por fuerzas especiales de Carabineros, la tarde del martes 10 de diciembre, mientras grababa la violenta detención de una manifestante menor de edad.

La información consignada por el portal Edición Cero indica que, Rodríguez fue obligado junto a otros detenidos “a firmar cosas que no habían hecho» lo que dice que le parece grave y fuera de todo protocolo. Lo más “extraño” es que, a uno de los chicos detenidos, a eso de las 3 de la madrugada, le pusieron una capucha, le pasaron un escudo y le tomaron fotos». Calificó esto como “una situación muy extraña, que uno no se lo explica”.

Imágenes que captaba Rafael Rodríguez segundos antes de ser detenido. (Pantallazo)

LIBERTAD

Pero la película de suspenso de Rodríguez no finalizó ahí, fue llevado a Tribunales para su formalizaron, pero Gendarmería lo dejó en libertad sin pasar por ese trámite.

Por la tarde el Ministerio Público a través de un comunicado señaló que “el detenido (Rodríguez) no pasó a control de detención y fue puesto en libertad, ya que al momento de la audiencia faltaban antecedentes que permitieran formalizarlo por algún delito”.

Sin embargo, el fiscal Eduardo Ríos explicó que “el caso se seguirá investigando y cuando se obtengan más antecedentes, se evaluará la acción a seguir”.