La idea de acusar constitucionalmente al Presidente Sebastián Piñera, no pudo llevarse a cabo, ya que en la Cámara de Diputados se acogió, la «cuestión previa” con 79 votos a favor y 73 en contra.

Con esto no puede ejecutarse la destitución del mandatario, situación que no gustó en lo absoluto a la oposición, quienes pretendían acusar al Presidente de “graves violaciones a los Derechos Humanos cometidos durante el estallido social”, comprometer “gravemente el honor de la nación” y haber “infringido” la Constitución y de esta manera pretendían reunir los argumentos para su destitución, pero en la jornada vivida en el Congreso fue a favor del gobernante.

Uno de los críticos por la decisión de la Cámara Baja, el diputado Hugo Gutiérrez, lamentó que se haya acogido la «cuestión previa”, asegurando que el país pudo haber llegado a la solución de la crisis si se hubiese concretado la acusación con el Sebastián Piñera.

“Chile se perdió la oportunidad de haber resuelto la crisis política en paz, de manera civilizada, justa y de acuerdo del nuestro estado de derecho”, dijo el diputado del Partido Comunista.

Gutiérrez además, sostuvo que la reacción de celebración por parte de algunos diputados oficialista se debió a la acusación constitucional contra el exministro Andrés Chadwick. “Para la derecha fue un golpe duro lo ocurrido con la acusación de Andrés Chadwick en el Senado y su celebración fue parte de ese dolor”, expresó el diputado de Tarapacá.