En completa normalidad se desarrolla el proceso de rendición de la Prueba de Selección Universitaria, PSU, en las 54 sedes al interior de recintos penales, a lo largo del país. En Iquique fueron siete internas del CCP, que rindieron la prueba y a diferencia del resto de la ciudad, en el lugar todo se cumplió sin complicaciones.

Para este 2020 fueron 2.046 los internos que se inscribieron para rendir el examen, 1.828 hombres y 218 mujeres, incrementando en un 20 por ciento respecto a la participación del año anterior.

Para el Subdirector Técnico de Gendarmería, Alejandro Arévalo Sarce, “las personas que continúan con estudios superiores tienen mayores posibilidades de insertarse y bajar sus niveles de reincidencia. El hecho de tener mejores herramientas y una formación académica les dará mejores alternativas para desenvolverse en el medio libre”.

“Hay mucho interés en participar en procesos de formación técnico-profesional y superior, y eso también es gracias a la labor de difusión y motivación de nuestros funcionarios”, dijo Arévalo.

Durante 2019, en total 163 personas privadas de libertad accedieron a la educación superior, destacando el proyecto de dos casas de estudio al interior de unidades penales, como es el caso de la UPLA en el Complejo de Valparaíso, y la Universidad Católica de la Santísima Concepción, en las unidades de Biobío y Concepción.

Finalmente, el director del Anexo del CEIA, Miguel Castro, dijo que todo se desarrolla sin contratiempos donde en la mañana de ayer se rindió Lenguaje y Comunicaciones. Mientras que en la tarde fue la prueba de ciencia, donde asistieron cinco alumnas.

Para hoy se rendirá Matemáticas e Historia y Ciencias Sociales, por la tarde, siempre que no se entregue otra información.