Irán lanzó en la madrugada de este miércoles un ataque con misiles balísticos sobre dos bases que albergan militares de Estados Unidos en Irak, en venganza por el asesinato del general iraní Qasem Soleimani.

Según reportó el Pentágono, al menos 12 cohetes impactaron en los complejos militares de Al Asad, ubicado al oeste de Bagdad, y de Irbil, cerca de la frontera iraní.

«Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron al menos a dos bases militares iraquíes que albergan personal de las fuerzas armadas estadounidenses«, indicó el ejército de EE. UU. en un comunicado. Dentro de las instalaciones atacadas también se encuentra personal de la coalición de países aliados de Estados Unidos en Medio Oriente.

Minutos después del ataque no se había confirmado si se han producido muertos o heridos.

BBC Mundo