La encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), dejó en evidencia que Chile cambió desde el 18 de octubre pasado con el estallido social.

Las cifras de dejan al Gobierno por el suelo con un 6% de aprobación, pero quienes también quedaron muy bajo en la medición, es la policía uniformada, que en buen chileno es Carabineros.

Un 64% consideró por su parte que Carabineros violó «muy frecuente o frecuentemente» los derechos humanos tras el estallido social. Un 24% cree que lo hicieron «a veces» y un 9% estima que «nunca o casi nunca».

Además, el 57% cree que «nunca o casi nunca» los carabineros deben «usar la fuerza contra un manifestante violento». Un 23% afirma que «a veces» y un 19% que «siempre o casi siempre».

Un 70% en tanto considera que «nunca o casi nunca» deben utilizar «gases lacrimógenos». Un 19% manifiesta que «a veces» y un 10% que «siempre o casi siempre».

Finalmente, un 81% indica que «nunca o casi nunca» se deberían disparar «balines de goma o perdigones». Un 11% estima que «a veces» y un 7% que «siempre o casi siempre».