Luego de dos meses de estar detenido en la cárcel de Alto Hospicio, acusado de lanzar molotov en las manifestaciones de fines de noviembre, Aníbal Alexis Copa Hauarachi quedó con las medidas cautelares de arraigo nacional y arresto domiciliario nocturno.

El joven de 27 años fue detenido en la Plaza Belén el 28 de noviembre tras ser acusado por carabineros de usar bombas molotov durante manifestaciones efectuadas ese día. La familia de Copa Huarachi asegura que se lo acusó sin pruebas de llevar bombas molotov.

“No hay pruebas de que mi hermano estaba con bombas molotov, él es un joven que estudia y es dirigente de Huara. Sólo estaba manifestándose como el resto y no llevaba esos elementos. Lo están acusando falsamente”, indicó su hermana Isabel Copa.