• Luego de que el Consejo del Sistema de Empresas Públicas (SEP) determinara reestructurar el directorio de la Empresa Portuaria Iquique, el ahora expresidente, José Manuel Mendía hizo un positivo balance de su gestión.

 

El ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile, José Manuel Mendía, ha dedicado su vida a aportar con su experiencia y conocimientos a la actividad logística y portuaria nacional.  Con más de 47 años de trayectoria, desde el 20 de junio de 2018 al 16 de enero de 2020 se desempeñó como presidente del directorio de Empresa Portuaria Iquique (EPI).

 

A partir del 17 de enero pasado, luego de su salida, realizó un positivo balance de su gestión agradeciendo la confianza depositada, expresando que “fue un honor trabajar en el gobierno del Presidente, Sebastián Piñera”.

 

¿Cuáles fueron los lineamientos generales sobre los cuales se inspiró el directorio que le tocó presidir?

-En una primera instancia nos abocamos a conocer en detalle las características del puerto de Iquique, sus problemáticas, cifras, mercados y clientes, pero también nos preocupamos de establecer vínculos de confianza y colaboración con nuestros principales grupos de interés. Nuestros ejes prioritarios de gestión fueron la reconstrucción, la logística, conectividad y desarrollo portuario.

¿Cuál sería el principal proyecto que se desarrolló durante su gestión?

-Puedo destacar que recién asumidos como directorio, tuvimos que involucrarnos de inmediato en la segunda y última etapa del proceso de reconstrucción del Terminal Molo, el cual había sufrido graves daños producto de los terremotos de abril de 2014. Esta etapa tuvo una inversión cercana a los US$19,6 millones y permitió la alineación del frente de atraque en sus 403 metros de longitud, la recuperación de las explanadas y el reforzamiento del delantal del muelle para dejarlo en condiciones para la futura instalación de equipos de transferencia de última generación.

 

Asimismo, en abril de 2019 y con la presencia del presidente Presidente Sebastián Piñera tuve la dicha de encabezar el directorio EPI durante la ceremonia de inauguración del Terminal Molo tras este exitoso proceso de reconstrucción. Las obras fueron ejecutadas en dos etapas en un periodo de 4 años y con una inversión total de US$52 millones constituyeron la mayor inversión fiscal ejecutada por una empresa portuaria estatal en Chile.

¿Cuáles fueron las acciones realizadas para mejorar la logística y conectividad?

-Nuestra misión como EPI es ser un facilitador de una logística eficiente para el desarrollo de la Región de Tarapacá y la Macroregión Andina, y de esta manera, aportar al bien común de la misma, esta orientación de nuestra gestión está directamente relacionada al trabajo que lideramos, junto con ITI y Zofri, en el Consorcio Logístico y Comercial de Tarapacá, generando acciones que mejoran sustancialmente los servicios a través de la coordinación y esfuerzo conjunto entre todos los actores de la cadena logística.

Si bien se realizaron muchas acciones, puedo destacar la concreción de la Zona de Extensión Logística (ZEL), área ubicada en Alto Hospicio, donde se recepcionan los camiones con carga boliviana de exportación y se programa el despacho hacia la zona portuaria de manera coordinada, evitando las externalidades como congestión de la ciudad y las vías de acceso al puerto. Paralelamente, al interior del recinto portuario implementamos la Zona Interna de Tránsito (ZIT) en dependencias del ex astillero Marco, se trata de un área exclusiva para la atención de hasta 80 camiones previo al ingreso de los terminales. Ambos proyectos buscan dinamizar la recepción de cargas como también acercar los servicios a los transportistas, de tal forma de brindarles una mejor atención haciendo más eficiente la logística del puerto.

¿Cuáles son las principales proyecciones y proyectos?

-Definimos un Plan Estratégico de Desarrollo para el Puerto de Iquique y como parte de éste contemplamos el proyecto de modernización que presentó nuestro concesionario ITI para la extensión del sitio 4. Representa la oportunidad que la ciudad necesita para estar a la vanguardia de los puertos y poder recibir las naves más grandes que en la actualidad llegan a Chile (366 mts. de eslora) y así, generar eficiencias y proyectar la Región de Tarapacá al mundo.

 

Este proyecto se pretende ejecutar en un plazo de 2 años y permitirá mantener  la conexión directa (sin transbordo) con el mercado Asia Pacífico que hoy tenemos.

A su juicio ¿Cuál fue el mayor logro del Puerto de Iquique durante su gestión?

-Creemos que la estrategia desarrollada está dando resultados positivos para Iquique, uno de los mayores logros de 2019 fueron las 2.544.014 toneladas transferidas en el Puerto, lo que significó la recuperación del volumen que se tenía antes del terremoto de 2014. Principalmente destacaría el tránsito de carga de importación boliviana que alcanzó las 647 mil toneladas, creciendo en más de 200 mil toneladas con respecto al año 2018, un récord histórico para este tipo de carga.

Finalmente, quisiera agradecer el apoyo y disposición de todos los parlamentarios de la región, autoridades, representantes de los servicios públicos, clientes, trabajadores portuarios, agrupaciones gremiales de transportistas y todos quienes formaron parte del crecimiento del puerto.

A Iquique lo llevaré siempre en mi corazón y desde donde esté, siempre estaré disponible para aportar al desarrollo de su puerto y la calidad de vida de su gente.