EL MARTILLO


Realmente es impresionante ver la cantidad de ambulantes o ilegales que ha llegado en las tardes al principal símbolo turístico de Iquique como es playa Cavancha.

Ha causado mucha molesta en los iquiqueños ver como los ilegales se toman cualquier parte de la ciudad como si nada, ahora playa Cavancha, y ver que a quienes les corresponde mantener el orden y respeto (la autoridad regional) no hace nada.

Esto es realmente una burla a la gente y al turismo. Esto es realmente un símbolo a la negligencia de la autoridad, ya que al parecer en esta ciudad cada quien hace lo que quiere, sin respetar nada y a nadie, no saliéndole ni por curao. Por otra parte, al parecer no se entiende que los espacios públicos son de todos.

Llegó el tiempo de aplicar mano dura, ya vieron lo que paso en el centro de la ciudad, es realmente una vergüenza de todo punto de vista, los iquiqueños se sorprenden al ver tan triste espectáculo en la gran playa Cavancha, esto está demostrando cómo estamos viviendo en esta ciudad, casi tomados por este tipo de gente inconsciente, irrespetuosa y aprovechadora que no respeta nada y nadie, eso demuestra no saber vivir en sociedad.

El iquiqueño espera de sus autoridades que hagan algo y pongan orden, el espacio público es de todos no de algunos. Acá está claro que se aprovechan para un beneficio personal.
Esto ya no tiene nombre, por un lado, se invita a venir a la ciudad y por otro lado se muestra este triste espectáculo de desorden.

Parece que hay que acostumbrarse a esta nueva forma de turismo en Iquique.

3 Comentarios

  1. A esto le agregamos el problema del sector de «Las Chancheras», nombre natural de Las Rosas, Avenida Aeropuerto y Héroes de la Concepción, así le denominan al sector, por las barricadas y quemas de basura del sector, cuyos aromas se mantienen durante el día, bien ingenioso el apelativo.

  2. Si las autoridades dicen algo lo transforma en dictadura, la idea es vivir en un pueblo sin ley, eso es lo que le gusta algunas personas y son las que hacen lo que les da la gana.

Comments are closed.