Un video grabado desde una cámara de seguridad en Puente Alto, el 29 de enero, dejó en evidencia la brutal golpiza que recibió de un grupo de Carabineros a Matías Soto un joven de 18 años.

Este domingo el coronel Eduardo Witt salió a reconocer el actuar policial en el ataque. También que se trataría de una situación “excepcional”. Tras anunciar la entrega los avances de la investigación al Ministerio Público, dio a conocer una decisión de la institución.

“Se ha dado de baja de las filas de la institución a 2 oficiales y 5 carabineros que participaron en los hechos ocurridos el 29 de enero”, dijo el oficial según consignó Publimetro.

MADRE

Melissa Ramos, madre del joven golpeado por un grupo de carabineros, relató que su hijo fue agredido por los policías luego de participar en una manifestación en Protectora de la Infancia, en la comuna de Puente Alto.

Según el relato de la madre, su hijo se fue de la manifestación cuando Carabineros llegó a reprimir con lacrimógenas y disparando al cuerpo, luego se alejó y se quedó mirando desde una esquina lo que sucedía.

Cuando los policías comenzaron a avanzar hacia donde estaba, corrió para ayudar a una amiga que se había caído. Ahí lo tomó un carabinero de civil y luego apareció otro que lo tiró al suelo con una patada.

«La pateadura que le dieron es para matarlo», explicó la madre y agregó que el joven sufrió una fractura en una costilla, que le dejó el hueso como un «cuchillo (…) Mi hijo tiene reposo absoluto. Si se mueve, eso roza los órganos. El intestino y el pulmón. A cualquier movimiento, mi hijo se perfora y se muere. Si la golpiza es un poco más larga, me lo matan», detalló Melissa Ramos.