En las primeras horas de este miércoles quedaron en libertad dos jóvenes que estaban recluidos desde noviembre en la cárcel de Alto Hospicio, los cuales son acusados de lanzar molotov en las manifestaciones sociales, versión que los familiares desmienten acusando que fueron “montajes”.

El caso de los jóvenes Aníbal Copa y Bastián Díaz había tomado notoriedad por las diferentes acciones que han realizado sus familiares, como manifestaciones frente a la Corte de Apelaciones de Iquique.

Aníbal Copa Huarachi, años fue detenido en la Plaza Belén el 28 de noviembre tras ser acusado por carabineros de usar bombas molotov durante manifestaciones efectuadas ese día.

El abogado Enzo Morales señaló hace unos días que hay diez detenidos “por manifestarse”. Entre los cuales estaban Copa y Díaz. Los familiares seguirán realizando manifestaciones para lograr la libertad de tos los jóvenes privados de libertad.