En redes sociales su nombre origina diferentes opiniones, tanto en contra como a su favor. Bajo el cargo de diputado de Hugo Gutiérrez, pende una acusación en el Tribunal Constitucional, donde un grupo de parlamentarios oficialista pretender que sea destituido de su cargo por la publicación de dibujos de niños con temas del estallido social.

Gutiérrez ya dijo, que no se defenderá ante el TC y que seguirá al lado de los “que están luchando por un país más justo”.

– ¿Cómo observa su panorama a futuro con esta acusación?

-Muy honestamente, te puedo decir que no preocupa en lo más mínimo la campaña miserable de la derecha. Sé que es una aberración, es una derecha de las más malignas en el mundo entero. Ha exterminado a miles y miles de chilenos y chilenas a lo largo de toda esta historia republicana que tenemos. En consecuencia, lo mínimo que puedo hacer es estar de lado de los que están luchando por un país más justo e igualitario. Y si eso implica que tenga que asumir la persecución de la derecha lo haré.

-Usted y su equipo de abogados han estado asesorando a las familias de los jóvenes detenidos en las manifestaciones…

-Visité a cada uno de ellos están bien de salud, salvo uno, que es Lincoyán Ríos que está hospitalizado que por una anterior detención por la que fue absuelto, que sufrió un ataque que podría haberle costado la vida, fue apuñalado en su corazón. Lo que sin duda lo hace estar con su vida siempre en riesgo al interior de un penal. Pero los otros jóvenes se encuentran bien han entendido que su prisión es injusta, que no hay motivo alguno para mantenerlos privados de libertad, y que mantiene el entusiasmo que los llevó a estar presentes en todas las movilizaciones sociales en contra de este régimen piñerista.

-Las familias de los jóvenes privados de libertad aseguran que con estos casos se criminaliza las manifestaciones ¿Cree los mismo?

-Los jóvenes están privados de libertad porque han criminalizados la protesta social. Y, porqué además hay que tener rehenes y se cause terror en otros sectores que pueden sufrir las mismas consecuencias, producto de estar movilizándose. Son jóvenes que al final del día el Estado los instrumentaliza para generar miedo y terror en el resto de la sociedad. Ellos, el mensaje que manda es que hay que seguir luchando por un país más justo.

-Desde el Congreso se han aprobado leyes como ‘anticapuchas’, ‘antibarricadas’ consideradas por una parte de la oposición como parte de criminalizar el estallido social.

-Hoy la legitimidad de este régimen piñerista se la está dando la Democracia Cristiana, que es el partido que le da los votos para que puedan aprobarse ciertas leyes represivas, que permiten perseguir a nuestros jóvenes. Y lo único que quiero decirles, que esa legislación en el día de mañana va a tener que derogarse.

-Pero, ya son ley de la república…

-Yo exijo que esta legislación, aunque haya entrado en vigor hace unos días, tiene que ser motivo también de cuestionamiento social contundente e insistir en su derogación. Lo único que busca es penalizar a aquellos que luchan por sus demandas mas justas. Y, claro no he apoyado ninguna de esas legislaciones. Mi voto ha sido siempre en contra. Incluso he terminado votando solo, es decir, el único parlamentario en Chile votando contra esa legislación perversa he sido yo. Y me siento orgulloso, aunque haya quedado como una especie de paria en el congreso.