Sergio Catalán (91 años), el arriero que encontró a «Nando» Parrado y Roberto Canessa, parte de los rugbistas uruguayos que venían a jugar a nuestro país en 1972. La noticia la dio a conocer este martes «Carlitos» Páez, uno de los 16 sobrevivientes de la denominada tragedia de Los Andes.

Gustavo Zerbino, otro de los sobrevivientes, el pasado 23 de diciembre a un día de cumplirse 47 años del día en que fueron rescatados de Los Andes, publicó un mensaje de agradecimiento al arriero: «Gracias a nuestro gran amigo, el arriero Sergio Catalán un ejemplo de solidaridad que hizo 120 Km a Caballo para avisar que había encontrado a dos sobrevivientes hoy podemos estar vivos 47 años después».

El jueves 12 de octubre de 1972 partió del aeropuerto internacional de Carrasco un avión bimotor Fairchild F-227, de la Fuerza Aérea, que había sido contratado por el Old Christian, equipo de rugby del colegio Stella Maris de Montevideo para jugar en Santiago de Chile un partido contra el Old Boys local.

Un error de cálculo hizo que el avión se estrellara en la montaña. El ala izquierda del avión rozó la ladera de la montaña y se desprendió, arrancando además la cola, por cuyo hueco cayeron dos de los tripulantes y tres pasajeros. Enseguida perdió la otra ala. El resto del fuselaje cayó sobre una montaña y se deslizó por la ladera hasta detenerse en un valle, a unos 3.500 m de altitud. En ese momento había 32 sobrevivientes, aunque varios estaban malheridos. Tras 72 días en la montaña, fueron 16 los sobrevivientes.

Parrado y Canessa caminaron durante 10 días para atravesar las montañas hasta que fueron encontrados por Catalán, quien permitió rescatar al resto de la delegación.

Gracias a la colaboración de Catalán, aparte de los ya mencionados Parrado, Canessa y Zerbino, sobrevivieron: José Pedro Algorta, Alfredo Delgado, Daniel Fernández, Roberto Francois, Roy Harley, José Luis Inciarte, Álvaro Mangino, Javier Methol, Ramón Sabella, Adolfo Strauch, Eduardo Strauch y Antonio Vizintin.