Estamos claros que el plástico demora más de 500 años en degradarse, pero es difícil saberlo si así será. Un ejemplo de que así es quedo en evidencia en un hallazgo en las costas de la región de Valparaíso, donde una profesora encontró en la playa flotando un envase de los jugos “Kapo” del año 1982.

Lo que más sorprende, e inquieta, del registro es ver que en casi 40 años se ha degradado muy poco. Prueba de ello es que aún se notan claramente las letras principales, fotografías e incluso las impresiones más pequeñas en el fondo del plástico, consignó radio Bío Bío.

“Estábamos en Rocas de Santo Domingo a pasar a la playa. Estaba con mi hijo sacando unas piedritas y empecé a mirar la orilla, siempre lo hago. Estaba sacando unos plásticos del lugar cuando encontré este envase de Kapo”, indicó la profe Berni Allen.