Según cifras del INDH, entre el 17 de octubre de 2019 y el 15 de enero de 2020, 405 personas resultaron con heridas de diversa gravedad en al menos uno de sus ojos.

Del total de afectados, 372 presentan lesión o trauma, mientras que 33 han sufrido estallido o pérdida de la visión. Este panorama llevó al ICHTA (Instituto Chileno de Terapias de Avanzada) a iniciar una campaña para las víctimas puedan recibir atención psicológica y psiquiátrica de forma gratuita.

Su directora, Mariella Norambuena Cid, conversó con El Desconcierto, y explicó las motivaciones de esta iniciativa.

¿Por qué deciden ayudar a las víctimas de Trauma Ocular?
-Porque asumimos nuestro deber como ciudadanos de Chile, de ir en ayuda de nuestros hermanos que no han recibido la asistencia especializada en salud mental por parte del Estado. La decisión de ayudar en forma gratuita, nace desde el primer día de movilización social ya que diariamente, más y más personas en las calles estaban expuestas a situaciones de alto grado de trauma psíquico, lo que definimos como trauma complejo.

Esta decisión es porque nos encontramos frente a una crisis sanitaria de salud mental a lo largo de todo el país, con los miles de heridos, torturados, violados y mutilados oculares. El impactante número de personas con pérdida ocular por disparos directo al rostro por parte de la policía en Chile, es un hecho inédito en el mundo. Sabemos, luego de 4 meses de movilización social, que el Estado en un corto plazo no se hará cargo de ninguna de las víctimas, y es por eso que desde nuestra sensibilidad social ponemos al servicio nuestros conocimientos.

¿En que consiste el tratamiento para las víctimas de trauma ocular?
Todos y cada uno, serán tratados con las Técnicas de Integración Cerebral (TIC), que es un modelo psicoterapéutico altamente efectivo para el tratamiento del trauma, basado en la neurociencia y la neurofisiología, que alivian la angustia o cualquier otra consecuencia cognitiva, emocional o física, asociada con los recuerdos traumáticos.

Es un tratamiento que facilita el acceso y reprocesamiento de recuerdos traumáticos y situaciones adversas de la vida y transformándolos en una resolución adaptativa, lo cual se evidencia por notorios cambios conductuales en la persona afectada. TIC utiliza protocolos y escalas de medición de perturbación a lo largo de la sesión, donde el psicoterapeuta va guiando el reprocesamiento del recuerdo traumático, hasta que este ya no perturba. El evento traumático pasa a ser un recuerdo de su historia, y no un ancla que le detiene.

¿Cuántas víctimas pueden atender?
Como Directora de ICHTA, realicé la propuesta a todos nuestros psicoterapeutas de TIC. Los voluntarios son psicólogos y psiquiatras, que en la actualidad realizan sus intervenciones en sus pacientes con TIC y están certificados y supervisados en la técnica. La respuesta de los profesionales fue inmediata y, al día de hoy, tenemos la disponibilidad de 50 horas de voluntariado, eso significa que podemos atender a 50 personas con pérdida ocular, entregándoles un tratamiento especializado por el tiempo que sea necesario, con el objetivo de que sus vidas queden sin secuelas psicológicas y emocionales luego de esta experiencia tan dolorosa.

Hago el llamado a las víctimas de trauma ocular, para que nos contacten y puedan iniciar prontamente su tratamiento. Como expertos en trauma, sabemos el sufrimiento psicológico y emocional por el cual están pasando nuestros compatriotas, les estamos esperando, para caminar juntos y dejar el dolor en el pasado”.

FUENTE EL DESCONCIERTO